RESPUESTA DE ALBERTO ACOSTA A CARLOS VERA

Posted on April 15, 2010

9


Asunto: DE PARTE DE CARLOS VERA
Fecha: domingo, 4 de abril de 2010, 07:33 pm

Estimado Alberto:

Te adjunto por esta vía el arte del anuncio con la convocatoria a un respaldo público en las calles para Emilio Palacio.  Apareció hoy en Vanguardia, El Universo, Expreso. Luego se publicará en otros diarios, con refuerzos en 2 o 3 canales y algunas emisoras. Quiero invitarte especialmente a que asistas. Tú nunca dejaste de ser un hombre democrático por ostentar altas representaciones y simbolizas una opción de izquierda clara y decente.  La invitación es además a que dirijas unas pocas palabras a los asistentes. Emilio Palacio cerrará el acto.  Yo haré la introducción y bienvenida a varios de los participantes así como a los miles de concurrentes; enseguida algunos ciudadanos provenientes de distintas vertientes expresarán también su adhesión a la causa –verdadera libertad de expresión-  que ahora se encarna en Emilio.  De paso, te aclaro que he consultado a él su conformidad con este pedido mío, y coincidió, además de expresar su respeto hacia ti.

Sé que asistes a contados actos y no vas  con facilidad a una convocatoria “de la derecha”.  Pero aparte de la “mawashi” que te lanzaba, no hay derecha en mi lucha  por los principios: aquellos son universales.  Las ideologías entran a la hora de ver cuál los sirve con mayor eficacia.

Recibe con esta ocasión el aprecio de siempre.

Saludos,

Carlos  Vera

Estimado Carlos:   Mantengo firme la posición de defender la libertad de expresión. Por lo tanto rechazo la sentencia a Emilio Palacio, no sólo por ser desproporcionada e inoportuna mientras se tramita una ley sobre comunicación, sino por lo que representa. Ninguna forma de intimidación es tolerable.

Añado que no estoy de acuerdo con el despropósito de Palacio de pedir que el presidente Correa pida primero disculpas al alcalde Nebot, para él también disculparse, pero ello no me impide solidarizarme con Palacio. No coincido en muchas de las posiciones de Palacio, pero él tiene todo el derecho de expresarlas en el marco del respeto que todos nos merecemos.
En el caso de Palacios tendría que decir lo mismo que Voltaire en su carta al abad Riche: “Aborrezco lo que usted escribe, pero daría mi vida para que pudiera continuar escribiéndolo”.
Por eso tengo que lamentar no poder acompañarles el jueves defendiendo estos principios. Pero ese día tengo un compromiso con el movimiento indígena que se movilizará por el tema de la ley de agua, que tiene garantizarnos el agua como un derecho humano fundamental y que por lo tanto no puede ser privatizada, otro asunto por el que rompo las lanzas que sean necesarias.   Evidentemente, no tengo ningún problema en que se haga pública mi posición sobre el caso.

Con un cordial saludo,

Alberto Acosta

(imagen tomada de http://unidadsiporelcambio.files.wordpress.com)